Iglesia-Catedral de Nuestra Señora de los Remedios

De CanariasWiki
Saltar a: navegación, buscar
Iglesia-Catedral de Nuestra Señora de los Remedios
Iglesia-Catedral de Nuestra Señora de los Remedios

A mitad de la calle Carrera, y en el centro del casco histórico, encontrarás La Catedral de San Cristóbal de La Laguna. Ésta es una iglesia con un historial convulsionado y traumático. Hay quien dice, en tono “irónico”, que es debido a que la antigua parroquia de Nuestra Señora de los Remedios se construyó en 1515 sobre una necrópolis guanche.

Otros dicen que la maldición era de los vecinos de la Villa de Arriba por el favor del conquistador hacia la Iglesia de los Remedios para potenciar, así, la Villa de Abajo. Desde un principio, se vivieron litigios y tensiones competitivas entre ambas parroquias.

Más tarde en el tiempo, en 1819, Los Remedios alcanzó el rango de Catedral con la creación del Obispado de Tenerife. La fachada que hoy puedes apreciar, de estilo neoclásico, es lo único que se conserva de la profunda remodelación que sufrió en ese momento.

El resto del edificio actual es neogótico, con bóvedas de crucería, producto de la remodelación de principios del s. XX. El hecho de haber sido uno de los primeros edificios realizados con hormigón de toda España, ha derivado en problemas estructurales por lo que ha estado clausurado desde 2002 y ha concluido su rehabilitación 11 años después.


Rico patrimonio

La Catedral alberga en su interior un rico patrimonio. El elemento más destacado es el retablo barroco de mitad del s. XVIII, que posee un espléndido conjunto de siete tablas atribuidas al pincel de Hendrick Van Balen, maestro de Van Dyck, en la que figura Nuestra Señora la Virgen de los Remedios, Patrona de la ciudad de La Laguna, cuya imagen es de madera policromada de principios del s. XVI.

Hay tres teorías sobre el origen de la talla: a) es la primera obra de arte sacro realizada en Tenerife; b) es una obra de origen sevillano; c) es una de las muchas imágenes traídas de Alemania o Inglaterra durante el siglo XVI, a causa de la reforma protestante y de la Iglesia Anglicana, teoría apoyada por las características sajonas del rostro de la Virgen. Incluso, se argumenta que la imagen refleja la Virgen en estado de Jesús, con las manos sobre el vientre, siendo posterior la imagen del niño que le añaden a sus brazos.

Otras obras a admirar son: un espléndido púlpito de mármol de Carrara, obra del escultor genovés Pascuale Bocciardo (1772); un gran lienzo de Las Ánimas del Purgatorio del pintor canario Cristóbal Hernández de Quintana (1651-1725); la Santa Cena, cuadro de Juan de Miranda. Así como una imagen de Cristo del escultor tinerfeño Fernando Estévez; una bellísima imagen de Nuestra Señora de La Luz, supuesta obra del maestro Juan Bautista Vázquez el Viejo, iniciador de la Escuela Sevillana del s. XVI.

La Catedral posee un gran número de piezas de orfebrería de las escuelas cordobesa, canaria y americana, y una importante colección de ornamentos sagrados. Destaca la gran custodia labrada en plata sobredorada, de estilo rococó.

La Catedral cuenta también con un coro neoclásico (s. XIX) obra del maestro Domingo Pérez.

En ella se encuentran los restos del Adelantado Alonso Fernández de Lugo.