Pedro González

De CanariasWiki
Saltar a: navegación, buscar
Obra de Pedro Gonzalez
Obra de Pedro Gonzalez

Nacido en La Laguna en 1927. Es un gran escultor, constantemente preocupado en profundizar en nuevas formas y posibilidades plásticas del espacio. En 1963 funda con otros artistas el “grupo Nuestro Arte”. Es un investigador incansable del espacio plástico, del juego de posibilidades que ofrece el espacio pictórico. Marcha a Venezuela en 1955 y vuelve a Canarias en 1961.

Las mejores obras surgen cuando abandona la pintura figurativa y se interna en el mundo del color; un color suave, cristalino, que lleva a una transparencia cautivadora, diáfano, volátil: es la serie de los Icerses. Más adelante, comienza a interesarse también por la forma, el volumen y la composición, en una lenta vuelta a la figuración, una etapa denominada Cosmoarte. Sus temas: la soledad, el intimismo o, también, las tensiones, el dinamismo, etc.

Icerse, es una técnica de pintura en la que según el autor, “...llega un momento en que las figuras desaparecen, la materia se impone.”. Estas son composiciones abstractas, es una especie de “mancha informativa” sobre la tela, con sensación de profundidad. Es una mancha que predispone al lector para que la “recostruya”, incluso, algunos otros artistas le atribuyeron una especie de “tendencia levitante”. El nombre Icerse es un topónimo aborigen muy usado por el artista, incluso se lo puso a una finca que adquirió cuando llegó de Venezuela.

Más adelante, comienza a interesarse también por la forma, el volumen y la composición. Los temas: la soledad, el intimismo, las tensiones, entre otros. En 1963 funda el grupo Nuestro Arte, junto a artistas como Enrique Lite, José Abad, Marbiel Nazco y María Belén Morales, que intentan salir del estatismo y de la vulgaridad en que habían caído muchos artistas. A partir de 1986 comienza una revisión de los temas tradicionales de la pintura: el retrato, el interior, el bodegón, el paisaje, la marina, etc. Además del legado pictórico del artista, la labor pedagógica, como profesor de Arte, primero en la Escuela Superior y, luego, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, tuvo gran importancia en la formación de varias generaciones de artistas.