Sor María de Jesús

De CanariasWiki
Saltar a: navegación, buscar
María de León y Delgado, Sor María de Jesús, la figura religiosa más venerada de la ciudad, nació el 23 de Marzo de 1643 en el antiguo pueblo del Sauzal. Entraña una historia de misterios y milagros sin igual, actualmente se está tramitando la beatificación y el cuerpo más de 300 años de manera inexplicable, incorrupta.

Nació en una familia de jornaleros, la cual cuando falleció el padre, se sumió en la extrema pobreza, y de tres hermanas, la madre María Delgado se vio obligada a deshacerse de una de las hijas, la menor, María de León y Delgado. Como era normal por entonces, esta niña con 7 años fue entregada en régimen de semi-esclavitud a una alta familia allegada desde la península y afincado en La Laguna, siendo el varón el doctor Bartolomé Álvarez de Acevedo, como era normal, realizaba trabajos infrahumanos con jornadas que iban desde el amanecer hasta la media noche. Este matrimonio se iba a trasladar a América, esto junto con los abusos que recibía la por entonces niña, la madre intentó recuperar a la hija, por lo que la solicita para pasar las fiestas del Salvador en la casa familiar de El Sauzal, pero la esconde en casa de unos tíos de ella en La Orotava. La alta familia peninsular intentó recuperar a la criada por todos los medios, contratando incluso a la secuestradores para que la raptara, pro no pudieron dar con ella.

En La Orotava, la niña de inició en la medicina popular e incluso empezó a tratar enfermedades con plantas medicinales. En unos años, se presentan en dicho hogar dos mujeres con una carta al parecer escrita por un tío de María, casado con la hermana de la madre, en la que solicitaba a la niña que se trasladara a vivir con ellos. Por lo que acompaña a las dos mensajeros, primero hasta el sauzal. En La Laguna, junto al actual retablo mayor de la catedral, las dos mensajeras se reúnen en lo que era un callejón con un hombre con el que mantienen una discusión, este hombre pide ver la cara de Sor María, cubierta bajo velo. Cuando María entendió que estaban negociando la virginidad de la niña, salió corriendo y preguntando a los viandantes por la casa del tío, llegó. Una vez allí los tíos le aseguraron que no dieron ninguna orden y que la carta era totalmente falsa. Realmente fue un intento de secuestro, por ello dichos tíos acogen a María en la casa familiar, junto a la iglesia de La Concepción.


María era seguidora de Santa Teresa de Jesús, por lo que en 1668 entra al convento de Santa Catalina de Siena teniendo como ama a Sor San Jerónimo, aquí realiza trabajos forzosos e incluso penitencia con flagelaciones o cargando la cruz de madera así como ayunos, sobrevive gracias a las limosnas del exterior ya que las monjas no se hacían cargo de la alimentación de María. Ya aquí empiezan a atribuírsele acontecimientos milagrosos como levitaciones, recomposición de figuras rotas, éxtasis, apariciones de luces, cambios extremos de la temperatura corporal, bilocación o estar en dos lugares a la vez, etc. Parece ser que descubrió las intenciones del rapto mediante esos fenómenos, en 1689 llegó a profetizar un gran diluvio y una erupción del Teide.

Otro apartado de leyenda es la íntima relación que sostuvo con el pirata amaro Pargo, quien acudía a ella con mucha frecuencia, adorándola, acudiendo a ella para consultas y atribuyéndole diversos milagros. Parece ser que la monja, llamada Sor María de Jesús cuando recibió los hábitos, se le apareció en Cuba en el momento en que iba a ser apuñalado impidiéndolo. Incluso en alta mar, en plena tormenta, Pargo arrojó unas reliquias de la monja al mar, implorándola, entonces, se calmó la borrasca. Otro suceso en alta mar supone que la monja apareció a un barco de la flota de Pargo que en una tormenta socorrió a la tripulación, el capitán seguro de que vio a la monja, realizó una rueda de reconocimiento e identificó a Sor María de Jesús como la mujer que los ayudó en la tormenta.

Cuando falleció a los 87 años, se mantuvo tres días en estado de éxtasis con pulso y las pupilas claras más de 24 horas, pero, parece ser que junto al costado se le observó un estigma, una herida similar a la que se le atribuiría a “Jesucristo”. A los tres años del fallecimiento el cuerpo fue exhumado y se encontró entero, flexible, con la boca fresca y la lengua sonrosada, e incluso soltando sangre con aroma de jazmín. La tierra que entró en el ataúd estaba húmeda, y sin olores fuertes.


Amaro Pargo se encontraba en el momento de la exumación, por lo que donó el lujoso sarcófago en el que se encuentra actualmente el cuerpo incorrupto de la monja. En el cuál se encuentran los famosos versos qu los que aparece trascrito el nombre del pirata. A quí yace flor preclara, M aría de Jesús pura, A quién fue esplendor de clara, R ara en virtud y hermosura, O en todas las virtudes es rara. P arece a quien el humano afán A mirar con luz divina R ara ave peregrina G irando al Cielo Guzmán O al trono de Catalina. En los aniversarios del fallecimiento, 15 de Febrero, el cuerpo es expuesto al público. El sarcófago en el que se encuentra sólo puede ser abierto con tres llaves, una la poseen las monjas, otra el ayuntamiento y otra los descendientes de Pargo, giran en sentidos diferentes, los cuales sólo conocen las monjas. Este cuerpo lleva en este estado intacto casi 300 años.

Un manuscrito sobre la vida de la monja cataloga 1251 milagros que realizaría después de fallecida, constatándose 258 milagros en 1740. Actualmente está en proceso de Beatificación y de ser declarada Santa, el expediente se inició en 1826 y otro en 1992.